Mi Papá mi Héroe

Daniel y Óscar

Este es un post dedicado a todos los papás, es un post para mi papá (aun que ya no esté), es un post para el papá de mi hijo, es un post con todo el amor de una hija a un papá, es un post que habla de padres distintos y del amor que un papá es capaz de dar.

Recuerdo muchas cosas de nuestro papá (padre me suena tan formal), nuestro papá era un hombre muy simpático, carismático, educado, culto (aun que no tubo la oportunidad de estudiar), amable y cariñoso, muy cariñoso, tenía cosas malas como todos, pero con el paso de los años solo van quedando los recuerdos de las cosas buenas y esas son las que más gustito dan. Recuerdo ir a la cama por las mañanas a saltarles encima, ir de paseo a los jardines de Sabatini, me encantaba ver como se afeitaba, como peinaba el pelo larguísimo de mis hermanas tan suavemente que les dejaba la parte de atrás llenas de nudos por no darlas tirones al desenredarselo, recuerdo sus piernas tan delgaditas como las de un “pajarito” enfundadas en unas bermudas en la piscina mientras nos gritaba “cuidado niñas que el agua está muy fría no os vaya a pasar algo”, recuerdo verle bailar y besarse largamente con mi madre y como se miraban con una complicidad que he entendido ahora. Recuerdo como nos castigaba cuando hacíamos algo malo (era muy flojo en eso de los castigos), recuerdo como le saludaban todas las mamás del colegio y todas las vecinas y el se “dejaba querer”, le recuerdo a mi lado por las noches cuando tenía miedo…y muchas cosas más, que por muchas que nos “liara” acabaras perdonándole y queriéndole sin medida.

El papá de mi hijo es nuevo en esto, solo lleva 19 meses ejerciendo, pero ya apunta maneras, recuerdo su cara al ver a nuestro hijo por primera vez, esa cara no se me olvidará el resto de mi vida, recuerdo como le cogió en brazos y le dio la bienvenida a este mundo y recuerdo como me miró y sus lagrimas corriéndole por la cara. El amor incondicional a un papá no es exclusivo de las niñas, no señores, mi hijo se lanza cual flecha directo a la puerta en cuanto oye un ruido en ella, mientras grita “paaaapaaaa”, la primera palabra de mi hijo fue “papá” y lo primero que hace nada más entrar por la puerta cuando llegamos de la guarde es llamar a su papá. Su papá estuvo con él un mes entero mientras yo me incorporaba al trabajo para que no fuera tan chiquitito a la guardería, su papá le cambia, le baña, le lleva al medico, le duerme, le da de comer, juega, le besa, le abraza, le canta canciones (aun que no lo haga muy bien, se lo agradecemos mucho los dos) y le regaña cuando hace algo mal y sobre todo le enseña y le deja hacer las cosas “peligrosas” que yo no soy capaz de dejarle hacer, pero que debe hacerlas.

Mi abuelo era también un papá fuera de su época, mi abuela siempre trabajó así que cuidaba de mi madre y mi tio y la verdad es que se notaba, la relación de mis abuelos con mi madre y mi tío no es como la que tenían los vecinos, había confianza, cercanía, cariño, mis abuelos se besaban en la boca, y mi abuelo besaba a mi tío y a mi madre y los achuchaba aun de mayores, eso no es común en personas de esa época. Mi abuelo nos recogía del cole por las tardes y nos daba la merienda y por la noche nos hacía la cena y fregaba los cacharos, ponía la mesa y muchas cosas más. Y mi tío también lo hace con su hijo ahora.

Pero no solo en mi familia están estos magníficos papás, tengo amigos que son de ese tipo de papás como Elías, Daniel o Toño, pero sino me creen pueden visitar el blog de Papa Lobo o de Papá Digital y otros muchos que hay por la blogosfera y ver que es cierto que hay hombres que se implican en el cuidado de los hijos igual o más que nosotras las mujeres.

Ser papá es ser y hacer esas cosas, durante años he tenido compañeros (hombres) que se quedaban más tiempo en el trabajo porque no querían cuidar de sus hijos. He oído la frase: “es que si me voy ahora tengo que bañar y dar de cenar a los niños”, no se cuantas veces, y yo siempre me preguntaba como era posible que existieran padres así, de los de yo te mantengo pero no me molestes, me sorprendía que se “despegaran” de esa manera y no entendía porque, hasta que he sido madre, entonces lo he descubierto, la culpa es nuestra, de las madres, de las mujeres.

Es imposible que una persona sienta apego por sus hijos, más allá del convencional “por ser de tu sangre” como diría mi madre, si la madre (o el cuidador principal) no deja interactuar y relacionarse con los hijos al otro,  es imposible que se establezcan los lazos para que se cree una confianza y un amor “del bueno”, si el contacto que tienen es comer y cenar con los hijos los fines de semana (y algunos ni eso).

Dejad que los peques se acerquen a papá, empujar a papá a que se acerque a los peques, porque se enriquecerán mutuamente y crearan vínculos que nada ni nadie podrá cortar y eso en el futuro sera muy, muy bueno para ellos.

¡¡¡¡¡Feliz día del Padre, Papá!!!!

Anuncios

8 comentarios sobre “Mi Papá mi Héroe

Agrega el tuyo

    1. Muchas gracias guapa, lo tenía ahí guardadico desde hacia meses, no sabía si ponerlo en el otro sitio…y la marea me ha traido hasta aquí…y tú has sido la que lo ha echo posible, gracias por el empujón.

      Ya me he leido el tuyo esta mañana, luego me paso a comentar, que me ha gustado muuuucho, muchooooo.

      Eskerrik asko
      (dime que lo he escrito bien….)

      Me gusta

  1. Ya era hora de que te animaras 😉
    Una gran entrada.

    Nota: con entradas como esta y otras que he estado leyendo, vamos a tener que actualizar el tópico y decir que detrás de todo gran blog hay una gran mujer!

    Mucho ánimor en esta nueva aventura

    Me gusta

    1. Jejejeje, muchas gracias guapo. Gracias por leerme y gracias por comentar. Necesito sacar un motón de cosas “pa fuera” y en el otro blog no es el sitio más adecuado.

      Besotes

      Me gusta

  2. Bienvenida al bloguerismo, por fin! Me encanta esta entrada, cuanta ternura… Que suerte tener unos modelos masculinos tan distintos.
    Mi padre tampoco está y con sus defectos, le echo de menos, me hubiera gustado mucho verle de abuelo, hubiera sido la caña.
    ElChiquitoEste es un padre excepcional y miniG le adora. Para mi es un persona fuera de lo común, espero que sus hijos aprendan mucho de el.
    Y ya, que me emociono. Un placer

    Me gusta

    1. Muchas gracuas guapa, un placer verla por aqui. La verdad es que he tenido suerte tambien (estoy sin acentos asi que pername), con el papa del minibicho, es mucho mejor madre que yo, quiza se “empana” con demasiada facilidad y en enano acaba pintando las paredes del pasillo, pero nada que una mano de pintura no repare…ademas para que le voy a echar la bronca si a la semana me pinto a mi el mueble de la cocina de “paltidecor” roja

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: