Era sé que se era…una bolsa senegalesa

Lo prometido es deuda y aquí va el post dedicado a la bolsa senegalesa y los productos de limpieza que nos regalaron en el #8J.

Bolsa Senegalesa

Era sé que se era una feliz mamá que asistió al evento con más glamour y más 2.0 del año, donde se iba a encontrar con sus 300 amigas con las que no para de hablar por el dichoso pajarito del día a la noche, evento en el cual las chicas de Madresfera la dejaron que hablara de un tema que ella conoce y con el que se gana la vida y con el que quería ayudar a todas sus amigachas a que estuvieran “Seguras en la Red”.

Y fue que aquellas preciosas e inteligentes mamás, blogeras de pro todas ellas, hablaron y hablaron y twitearon sin descanso durante todo el evento, incluso mientras hablaban, tanto, tanto hablaron que cuando llego la hora de irse y las dieron una bolsa enoooorrrme y que pesaba un quintal ni se molestaron en abrirla porque ellas seguían de chachara y dándose besos y abrazos….

Y como en todos los cuentos sonaron las campanadas que avisaban de que llegaba la hora de irse a casa, principalmente a cambiarse de modeli, y la mamá de nuestro cuento, cogió su bolsa senegalesa y se dijo, atravesaré el bosque andando (parque de la Arganzuela) y así llegaré a casa de la abuelita en un “bolao”, le daré a mi bebe todos los juguetes que debe haber en esta bolsa y me vuelvo a seguir de “palique”, esta vez a poder ser con un canapé y un GT en cada mano, penso felizmente ella….y allá que fue la feliz mamá con la bolsa de dos toneladas, su vestido de consultora y sus manoletinas (que había guardado en el bolso para quitarse los tacones en cuanto tuviera ocasión) camino de casa de la abuelita.

Cuando la mamá llego a casa de la abuelita su MiniBicho la recibió con su mejor sonrisa y se abrazó a sus piernas pidiendo “upi mami, upi mami” y la mamá tratando de dar dos pasos, le dijo su bebe: “ven mi amor, que mami trae regalitos para ti en esta bolsa tan grande”… imaginen la cara de la amorosa mamá cuando abrió la bolsa y lo único que salía de ella eran litros y litros de productos de limpieza, su cara era un poema, pero la del bebe no tenía precio y la de la abuelita pasaba de la incredulidad a la burla por momentos, menos mal y por suerte que uno de los señores de las marcas tubo la genial idea de meter una pelota de playa y pudimos capear el temporal inicial de lloros ante la pregunta: “mami fubetes????”.

Pero la mamá estaba cabreada como una mona, que se habían creído esos señores, que ella y sus amigas habían ido allí a pasar el rato y se volvían a la cocina a seguir fregando, que eran un montón de marujas (sin ofender a las mamás que trabajan en casa ojo) que se aburren y escriben un blog para desahogarse, vamos que solo les falto una nota diciendo: “querid@ bloguer@ ya te has divertido bastante, ahora a fregar”.

Y ella pensó, vamos a ver soy mamá y blogger de tres al cuarto, pero primero soy una mujer y además una profesional con más 15 años de experiencia en mi campo, porque me insultan gratuitamente, tan difícil es saber que quiere una mujer que ha venido a un congreso sobre blogs, donde se va ha hablado de tecnología. ¿Es que ni se han mirado el programa o que cuando lo leyeron es eso del SEO les sonó a detergente y lo de Seguridad a Compresas y Tampones?…, no entendía nada y hoy sigue sin entender como esos señores ni se han molestado en pedir disculpas ante semejante cagada despiste. Tan dificil era meter un libro, una libreta, un jugetito para los peques, un bolso, un pareo, unos cosmeticos, una llave USB, o cualquier chisme tecnológico que se les hubiera ocurrido, la proxima vez señores, pregunten a las organizadoras del #15J y sabran lo que es dar regalos de los buenos, de los que nos gustan a las mujeres y sobretodo a las madres, a lo mejor se se hubieran dejado asesorar por las chicas madresfericas todo ubiera sido diferente en este cuento.

Y luego la mamá se rio con la abuelita, porque la abuelita vive en un barrio “chungo” y allí a los “lobos” les dá por pedirte que te identifiques y les enseñes lo que llevas en la bolsa…y se imaginan la cara del “lobo” de turno cuando la mamá hubiera abierto la bolsa y hubieran empezado a salir detergentes….”jaaaaa paaayooooo, comprame argo que me lo quitan de las manoooossss”…si uno no se rie es porque no quiere, que dice la abuelita siempre.

Pero la mamá no pudo comer perdices, ni tomar GTs porque como en la bolsa no había nada que entretuviera al Minibicho, lloraba desconsoladamente cada vez que la mamá trataba de salir por la puerta y como la mamá lo primero es mamá se quedó con su bebé jugando con un balón hinchable de playa en el salón de la abuelita.

Y colorín colorado es mamí se ha desahogado…Fin

Anuncios

10 comentarios sobre “Era sé que se era…una bolsa senegalesa

Agrega el tuyo

    1. Efectivamente, lo que me sorprende es que pudiendo preguntar, madresfera sabe quiénes somos y como somos, porque no lo hicieron, porque son tan prepotentes o es que realmente es lo que piensan. No sé qué pensar, pero yo de momento hay un par de marcas de los productos que nos dieron que voy a dejar de comprarlas, no somos mother power, pues esa es mi manera de demostrarles que estoy hasta el mismo farolillo de anuncios de amas de casa marujas sufriendo por una puta mancha en una camisa o que la mierda del suelo no le brilla. Desde aquí mi oposición más absoluta, hay que cambiar el modelo, pues allá que voy.

      Me gusta

  1. Supongo que algunos dirán que existen estudios que afirman que este tipo de productos son comprados mayoritariamente por mujeres y si patrocinan el evento pues eso os llevo. A mi también me parece que alguien no se lo pensó demasiado a la hora de escoger los regalos. Y sobre todo en ese caso hay que andar con pies de plomo 😉

    Me gusta

  2. bueeeeno, yo aquí ni me enfadé porque no habíamos hecho la compra y la casa necesitaba varias cosas. ojo: LA CASA! q comparto en uso y mantenimiento con mi señor marido!

    He leído opiniones q dicen q mejor nos hubieran puesto maquillaje y “cosas q a las mujeres nos gusten más”, yo lo siento pero no me maquillo, deben haberse dado cuenta las repartidoras pq no me tocó laca de uñas 😛

    Creo q se buscaron diversos patrocinadores y el q respondió pues regaló lo q produce, no hay más. Lo que sí me pareció un horror fue q pesara TANTO la bolsa! las q veníamos de fuera – principalmente las q iban en avión – tuvimos q dejar cosas tiradas por ahi. Con lo fácil q es darte una chequerita para que recojas el producto q te interese en tu super de confianza!

    eso sí, lo q ni probé fue el jamoncito en barra ese, q mal rollo me dio :S

    :***!!!

    Me gusta

  3. Jajajajajaja, qué bueno el cuento, tía, te has salido!!! Estás sembrá 😉
    A mi también me pareció tremendo, la verdad… de hecho en mi post de hoy hablo de pasada de esto porque se las trae… unas cremitas, un neceser, un juguetico… Porfaplis…
    Un besote hermosura!!
    PD.- Yo también le inflé la pelota a Óscar y no veas qué porrazos la metía ^^(más bruto que un arao me ha salido…)

    Me gusta

  4. Jajajaja, esto es un cuento, y no Blancanieves.
    Yo es que debor ser muy simplona, creo q ya se lo dije a… a… Peineta? Buneo, no recuerdo, pero en otro post lo puse. q debo ser muy simple, porque cuando vi lo que había en la bolsa incluso pensé “uy! qué majos, jolín cuántas cosas” Que oye, q no eran tamaño muestra, no, que lo suyo pesaban (que me lo digan a mí, que tuve que traerlo a Castellón).
    Pero vamos, que toda la razón del mundo, que ya podían haberse preocupado un pelín por tener otro detalle.
    Un besote, reina (reina de la seguridad, que lo hiciste fenomenal)

    Me gusta

  5. Yo es que me río. ¿De verdad tiraron los regalos de la bolsa senegalesa? Yo es que llegué directo a usar las bolas chinas del water con olor a pino…¡aaains si es que nos quejamos de vicio!…

    Ahora bien estoy contigo que tendrían que haber preguntado a Madresfera que hubiese seguro atinado y con una libretita, un espejo y un par de pelotas de merchandising hubiésemos sido más felices…¡pero aún así nos quejaríamos!

    😛

    Yo es que al ser congreso pensé que llegaría forradita de bolis como en las épocas de oro…pero de eso ya hace mucho tiempo.

    Un besote desmadroso

    PS Yo si usé todos los productitos feliz de la vida que OIGA al menos son 50 euros que me ahorro y me los gasto en ir a la pelu y comprarme algo que a mi me gusta! jijiji ya sabes plan “amita de casa perfecta” 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: