Ni chicha ni limoná

oficinaSí, “ni chicha ni limoná”, “ni fú ni fá”, así fue mi último día de curro, ese curro que despúes de casi 3 años (que haría el 2 de Octubre) no siento que deje nada ni que me lleve nada de allí.

De todos mis otros trabajos me he ido llorando, he dejado compañeros y compañeras llorando y me he fundido en un abrazo con todos y cada uno de mis jefes con lágrimas en los ojos, en todos, me nos en este. Solo sentí que dos personas me iban a echar de menos…y eso me entristeció muchísimo.

Durante 10 meses no volveré a mirar por la ventana de la ofi para ver si llueve o hace sol, ni dejaré mis cosas encima de la mesa porque no tenemos cajoneras mientras mi portátil arranca y me tomo el café en mi taza del pato lucas mientras miro la sonrisa de la foto de mi hijo, no bajaré a tomar café con mis compañeros, ni nos reiremos de muchas cosas…oficina_1

Mi empresa tiene cosas muy buenas, pero por alguna extraña razón no las promocionan y es una pena, porque es la mejor empresa que he conocido en temas de conciliación laboral, la mejor y he estado despúes de 15 años en unas cuantas.

Pero, y este es el gran problema, tiene una cosa muy mala y es la falta de confianza en temas conocimiento del negocio, el tan traído know how de la empresa. Esta falta de confianza que hace que te desesperes, que te sientas infravalorado e infrautilizado y que tengas la sensación de que da igual que seas tu o “Pepito el de los palotes” el que esté en tu puesto porque nadie lo va ha notar y eso quema, o al menos a alguien como yo que suelo implicarme muchísimo, y me ha resultado en ocasiones insoportable. Esa mala costumbre de no compartir la sabiduría de la empresa, de no extraer la sabiduría de los que allí trabajan, o que cuando se haga se haga fatal, hace que caigas en el “pá que me voy a mojar”. El no tener en cuenta lo que sabes, ni se te consulte cuando hay un problema o una necesidad a sabiendas que tú conoces el tema, hace que pienses que da igual lo que hagas, tu misión es únicamente ejecutar lo que otro te diga….ya no eres un valor, eres únicamente el que aprieta la tuerca. Yo no estoy acostumbrada, siempre he sido elite, y no quiero dejar de serlo.

Prometo que he intentado participar de forma activa, pero nada ha funcionado, de echo a la tercera hostia en toda la boca, diciéndome que no se querían mis ideas desistí.

Esta sensación de no ser más que otro “mono” que muchos de los que trabajamos allí tenemos y yo más que nadie por mi forma de ser, me llevó a este momento de mi vida, total nadie me va ha echar de menos ni a mi ni a mi trabajo tampoco, así que decidí pedir una excedencia, lo comente a mi amado líder y RRHH y como siempre en estos temas no hubo problemas, todo fueron facilidades.

Espero que dentro de 10 meses cuando vuelva la cosa haya seguido mejorando y el clima de trabajo sea cada vez mejor…lo espero de todo corazón.

Anuncios

8 comentarios sobre “Ni chicha ni limoná

Agrega el tuyo

  1. Te entiendo, en uno de mis trabajosera así y era desesperante, cualquier intento de mejorar, de hacer cosas era castigado por la dirección y al final la gente estaba hastiada. Espero que las cosas cambien en tu trabajo y a la vuelta puedas disfrutar del día a día allí.

    Me gusta

  2. Te comprendo perfectamente,yo llevo trabajando en ECI desde el año 95,tenía un jefe magnífico q valoraba mi trabajo,pedía opiniones,se preocupaba por mi bienestar y el de todos mis compañeros,trabajaba como el q más, y también sabía liderar, pero se ha jubilado,han unido nuestros departamentos en un sólo ambiente al q llaman Ocio, con 2 jefes,uno de ellos casí ni lo ves, y cuando lo haces es para q te eche la bronca,y el otro está tan encima q no deja q vayas a tu aire,además ninguno de los dos tiene ni idea del departamento,ni conoce la mercancía y les importa un pimiento, a eso le unes q abrimos domingos y festivos y ya te puedes imaginar lo content@s q estamos, y desgraciadamente no me puedo largar,porque sí no lo haría de mil amores,así q ya ves, se aprovechan de q laboralmente la cosa está muy mal, pero sí alguna vez cambia,estoy segura de q nos iremos un montón de gente a otro sitio en el q por lo menos, trabajemos menos horas y nos paguen un poco mejor!! Espero q a la vuelta de tu excedencia,todo haya cambiado 🙂

    Me gusta

  3. Acostumbrada a cierto nivel en Perú – no hablo solo del aspecto económico sino de las responsabilidades y tal – al venir aquí sabía que me tocaría empezar desde abajo, pero ha sido muy difícil vivir siempre intentando que otros me validen cuando yo a esos no los validaba ni por pena. He tenido trabajos que he considerado pérdidas de tiempo pues no me aportaron nada a la sociedad y no me aportaron nada a mí, salvo llenar espacios en mi CV.

    Disfruta tu excedencia, empieza igual que éxitos, que es lo que te espera con seguridad!!! ^^

    Me gusta

  4. Velo como lo que es: un lujazo disfrútalo prepárate en lo que te apasiona y vuelve y si no es lo que buscabas a otra cosa mariposa pero siempre dando lo mejor de ti 🙂 un besote desmadroso

    Me gusta

  5. Te entiendo muy bien, yo pasé por algo muy parecido. Al final cambié de trabajo, cobro bastante menos, tengo menos “amigos” (en la otra empresa éramos un grupo importante, lo pasábamos fenomenal, en este nada de nada) pero a cambio me siento bastante más valorada y eso me motiva muchísimo y me ayuda a superarme cada día.
    ¡Disfruta de la excedencia! porque te diré que tu bichito sí que valora tu trabajo y todo el tiempo que inviertes en él 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: