De penalti y Expulsión (IV)

Y a petición popular continuamos esta semana con la Saga “De Penalti y Expulsión”

pueblo

El fin de semana antes de la boda, el Papá, yo y sobre todo el minibicho nos dimos un homenaje y nos preparamos el menú elegido, para ver cuanto se tardaba y como iban los platos.

Nos pusimos hasta el mismísimo “culete” y decidimos cambiar algunas cosas del menú que no nos acabaron de convencer. También nos dimos cuenta de que teníamos que poner unos toldos en el jardín porque “jareaba la caló” una cosa mala y hablamos con un amigo que nos dejo una pérgola para poner debajo una de las mesas que quedaba al sol y el papá que es muy mañoso puso otros “apaños resultones” para el resto de las mesas, porque durante una media hora daba el sol en esos sitios, que quedaron “monismos de la muerte”. También nos dejaron un arcón de bar para meter las bebidas, una pasada con toda la bebida que había que meter, cuanto borracho junto!!!!.

La semana de antes de la boda, fue de infarto, cerramos el tema de las mesas, fuimos a comprar la comida para la “Boda-Barbacoa”, las flores, los centros, los regalos, preparamos los cartelitos de las mesas, etc., etc. Mi tío me trajo la carne que le encargamos, y mi suegro consiguió encargar una deliciosas cigalas, todo marchaba viento en popa.

Y llego el fin de semana de la boda, nos casábamos el Sábado, pero nos subimos al Pueblo el viernes para montar los toldos y recibir a la empresa de las mesas, esa noche dejamos preparadas las mesas (salvo el menaje) y la comida en las neveras lista para preparar.

Mis hermanas y mis cuñados, mi madre, mi suegra y la familia Fillola (el primo del alma de Dani y familia) había desembarcado ese mismo Viernes por la tarde para ayudarnos, aun no sabemos como darles las gracias a todos.

mesas_1

Y llego el Sábado por la mañana, en casa de mi suegro desembarco toda nuestra familia en pleno a las 9 de la mañana y se pusieron a montar las cosas. A mi, por miedo a que diera a luz y les jodiera la boda, me mandaron a la casa rural que hay en el Pueblo que había alquilado mi suegra para ella y mi familia, donde me esperaba mi hermana la pequeña para peinarme y pintarme y que me vistiera allí.

Cuando estaba acabando de peinarme llego nuestro colega Kiko, el fotógrafo oficial de la boda, y empezó a hacerme fotos como las hace él sin que te des cuenta de que está ahí, estaba muy cómoda con él.

Llego la hora y empecé a ponerme nerviosa, mis hermanas y mi prima del alma me dieron una sorpresa más y se habían vestido las tres iguales, según ellas eran las damas de honor.

vestidos_damasNos encaminamos hacia el Ayuntamiento, cuando llegamos el Papá no había llegado aún, mi suegro como siempre iba tarde, y el que en breve sería mi marido, después de 18 años juntos, se había cabreado y se había venido al ayuntamiento sin padrino, y allí estaba yo esperándole, esto lo sabía pero….

Cuando le vi llegar, se me hizo un nudo en el estomago y el minibicho saltó dentro de mi barriga, estaba guapo a rabiar el jodio, y tuve que contenerme las lágrimas (esto yo lo achaco a las hormonas, ehhh, no a que esté “enchocha” con él), cuando se acercó a mi y me besó…la family y los colegas empezaron a gritarnos que nos esperásemos, jejejeje, que si éramos unos ansiosos, que si risas…mientras el Papá del Minibicho me dijo que estaba guapísima (yo lo achaco a los nervios también) y me explico lo de su padre y porque llegaba tarde mientras nos acercábamos a la puerta del ayuntamiento.

Cuando llego el padrino por fin, ellos subieron primero y luego subí yo, la boda fue corta, sin votos, sin aspavientos, solo con nuestra familia y nuestro amigos, con mucha complicidad, con mucho amor.

Como en todas las bodas la madrina (mi madre) lloró durante toda la ceremonia, la gente estaba feliz, las abuelas cotilleaban. Se notaba que estaban cómodos, estaban en vaqueros, bermudas, vestiditos playeros, sin etiqueta…dispuestos a disfrutar y pasarlo bien y ponernos hasta las trancas de comer y bebe…Continuará

vivan_los_novios_

P.D.: Muahhhhh!!!!!, tranquilos solo queda un capitulo más….

Anuncios

6 comentarios sobre “De penalti y Expulsión (IV)

Agrega el tuyo

  1. Bieeeen, pero mal… ahora el querido ciberlector sabe que solo queda un capitulo…es como acabar de ver Amanecer parte I…jijiji

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: