No estaba muerta, estaba de parranda

Photo by JD Hancock @ Flickr
Photo by JD Hancock @ Flickr

Hola, holita, que no, que no estaba muerta, que estaba de parranda, que la vida no me dá para más, entre la tienda, el blog de la tienda, las redes sociales, el Minibicho, y la “ordiga” en verso.

Cosas que me han pasado, pues…todo y nada la verdad, que me subí con la ChicaPerica en un viaje exprés a “Barselonia” a ver a Neskatilla y a “sacar” a cenar a mi querida Peineta, para frustración del enano y posterior escarnio publico de mi persona al grito de “mi mamá se fue a barselonia y nos ha dejado solitos a papi y a mi“…aunque estuviéramos menos de 24h fuera. Que mis especias salen en un programa de la tele. Que las Navidades han sido muy tranquilitas este año. Y que necesito desconectar al menos una semanita y estoy a ver si convenzo al Papá del Minibicho.

Que tuvimos la perdida terrible de alguien muy, muy especial, una de las bisabuela del minibicho, una de esas personas que merece la pena conocer, una mujer bella por fuera y por dentro, alguien a quien quería muchísimo porque siempre me ha querido y me ha tratado genial,  os diré ella merece un post para ella solita porque tuvo una vida que merece ser contada.

Naturalmente como comprenderéis con la muerte de la bisa estábamos un poco sensibles así que cuando mi suegri, en un alarde de esos suyos de “tengo más morro que espalda“, decidió mentirme para encasquetarnos a la “Doña, ni tan siquiera pude reaccionar, el grado de morro fue tal que no era capaz ni de articular palabra.

Resulta que la “Doña” no ve bien y hasta hace poco vivía con su hermana, pero casualidades de la vida que su hermana se cayó y la ingresaron y claro ella no puede quedarse sola, total que mi suegri me llamo echo polvo diciendo que la Doña estaba sola, que él tenía que trabajar, que pobrecita, que si tal que si cual, total que le dije:

– “tráemela a casa hasta que se vaya a pasar las navidades con tu hermana, que yo estoy aquí todo el día y puedo cuidar de ella“. El “flojismo” del momento, ya sabéis, o gilipollas que es una, no lo tengo claro.

En fín, nosotros nos íbamos a ir a pescar el puente pero lo anulamos, así que cuando llegó y nos dice, -” bueno hay os dejo a la abuela que yo me voy de puente“, mi mandíbula se estrello contra el suelo y mis ojo estaban unos 5 cm fuera de sus orbitas, mi mente era algo así como…”como que te vas de puente…y una puta mierda…con la Doña te quedas tú no te jode….” pero no pude articular palabra, solo podía mirar al Padre del Minibicho con cara de…”pero di algo coño, que como me salga el barrio de dentro tu padre no vuelve a hablarme“…pero mi maromen esta en tal grado de shock  que era capaz de decir nada tampoco.

Resulta que llego el momento de que la Doña volviera con su hermana, pero como ha sido siempre tan buena persona cuando llego el momento de que su hermana volviera a casa del hospital, sus sobrinos la dijeron que se buscara otra casa que su madre estaba enferma y no podía estar cuidándola, de nada han servido las propuestas de que fuera una persona interna a cuidarlas a las dos, ni nada de nada, cerrados en banda y es que como la dije:

– “Doña has sido un hija puta con todo el mundo, no te has dejado nadie con quien pelearte, que creías que ahora te iban a tratar bien, pues no, han aprovechado el momento en el que estuvieras más vulnerable…coño deja de machacar a la gente que te cuida y métete un rato la lengua en el culo, pienses lo que pienses de la gente, no puedes permitirte ser como eras antes“.

Así que me dio la razón…pero poco porqué siguió dale que te pego con la matraca de lo cabrones que era todo el mundo…en fin hay gente que nunca escarmienta.

Moraleja, la vida sigue y yo pienso vivirla como hasta ahora a tragos bien grandes.

Besos.

Anuncios

4 comentarios sobre “No estaba muerta, estaba de parranda

Agrega el tuyo

  1. ¡Uf! que vida más movidita;), me encantan esas Navidades tranquilas y esas (tus) especias en un programa de la tele (¡bien!). Y lo de la Doña, me he tenido que leer el post que enlazas para enterarme un pelín más, vaya faena la de tu suegra ¿no?

    Me lo he dejado para el final, pero no puedo despedirme decirte que me gusta este regreso, sin darte un abrazo por la pérdida de esa bisa tan y tan especial… mantened viva su memoria.

    Besitos guapa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: