Sentirse mayor

Allá por 2014 un grupo de madres en twitter nos hacíamos bromas sobre lo beneficioso de  “poner un vikingo en nuestras vidas” o de como no se nos habían caído los ojos aunque eramos madres y eramos capaces de admirar las carnes morenas de un “maromen” bien “plantao”, de aquello hace ya tres años y fue, para aquellos que no pisaban o pisáis twitter, como decantarnos por la “tortilla con cebolla” o el “la tortilla sin cebolla”, no digo más.

En fin, aquello terminó dividiendo otra vez a las mujeres allí presentes en dos bandos y acabamos dándonos caña para diversión del personal como siempre, y para mi suerte, creandose un grupito de amigas que son un chorro de aire fresco para mi en estos momentos y es que nuestros post sobre esos “vikingos” capaces de hacernos suspirar de “amor del güeno”, nos unió para reírnos día si día también de la cantidad de mogigat@ que hay suelto por ahí.

Alien_party_JD_Hancock_14618414926_851b7ff649_z
Twitter el día de marras – Photo by JD Hancock @ Flickr

Si, si, ya sé, muchos os preguntareis a que viene esto, pues a mi estado de animo y a las conversaciones que últimamente tengo con amigas y otras mujeres de mi entorno que como yo hemos entrado en la cuarentena, de años se entiendey es que señoras y señores a veces y por mucho que te cuides, hay días en los que te miras en el espejo y te preguntas quien coño es esa señora que te mira desde el espejo, y llegas a preguntarte si algún “maromen” que no sea el que te soporta te miraría con ojos golosones y si el resto te verá tan viejuna como tu te sientes o solo será cosa tuya.

El tema es que este momento “hormona fail” a mi me está suponiendo un bache emocional importante, en otros momentos quizás me habría comprado una Ducati Monster del 2013 para afrontar la “pitopausia” como hacen los hombres, esnafrandome en un circuito pero claro soy madre…y lo de echarse un “querido rubio“… pues miren ustedes es que a a parte de pereza, a mi el señor que me gusta de verdad es el que tengo al lado, aunque bien es cierto que mi ego necesite como él comer un baño de admiración por parte de alguien con menos de 40 años…que todo hay que decirlo coño, y en fin, que no está siendo fácil sobrepasar el bachecito de los cojones.

ducati_monster_2013
Ducati monster 2013 – solo hay que escucharla para enamorarse de ella

Se que muchas y muchos se estarán escandalizando en estos momentos, pensando que soy una guarrona superficial y que hay que envejecer con dignidad y esas mierdas cosas, desde el cariño, si nunca te ha gustado la carne no me digas que es muy fácil y mola mil ser vegetariana, que no. Además, eso de envejecer con elegancia pueden decirlo cuatro, porque mujeres como mi amiga Úrsula que llevan la elegancia de serie hay pocas, muy pocas, aun que más de una quieran parecerlo y/o se crea que lo es…peeeero yo me conozco a la perfección, se perfectamente como soy, nunca he tenido una bonita cara, hablo con brusquedad, no soy delicada ni amorosa…así que eso de convertirme en una dama con los años, lo voy viendo jodido ya os lo digo.

Joan_Colins_Dinastia
Joan Collins en Dinastia

Por suerte una tiene amigas que la ayudan a sobrellevar este bache, y que están igual de locas que servidora, juntas nos dedicamos al noble arte de hacer rankings de “buenorros” para alegranos la vista mientras hacemos la cena, y aun que todas sabemos que lo de menos son los tíos, no dejo de sentirme arropada y comprendida, sabiendo que cuando digo que Jason Momoa me pone los dientes largos o que me colgaba de la liana que hiciera falta para ver las carnes vikingas de Alexander Skarsgård o que si el David Gandy me mira con esos ojazos azules me tiro donde haga falta, ninguna me va a juzgar y desde aquí os doy las gracias, vosotras sabéis quienes sois, “¡¡¡¡sus quiero locas!!!”.

Seguro que más de uno y de una se verá reflejado en este post, porque este momento es otro de esos momentos tabu de la vida, y es difícil pasar por él porque cuando dices que no te sientes bien haciéndote mayor la gente te mira con cara de “que superficial” sobre todo si eres mujer. Este paso de la vida es duro para la gente que como yo ha llevado una vida muy muy activa, muy al limite, y es que me hace gracia que gente que ha vivido sin moverse, llevando una vida tranquila sin sobresaltos, sin excesos de ningún tipo me diga que hay que saber envejecer, yaaa claro, el problema es que tu ya eras viejo cuando yo trepaba por una pared a 30 metros de altura con 20 años.

Y que conste, que yo no quiero volver a atrás, para atrás ni para coger impulso oiga, pero odio no sentirme ágil, no tener aguante, que mi cuerpo no me siga el ritmo, que me tenga que matar haciendo deporte para conseguir la cuarta parte de los resultados de antes e incluso no poder hacer ni la mitad de cosas que podía hacer antes, y para colmo mirarte el cuerpo y que te entren ganas de llorar viendo los culos de pollo colgar por doquier (esta ultima comparativa si no la entienden me la buscan en google, busquen Lina Morgan que la frase es suya), porque “madre mía que lastima como se desmejoran los cuerpos”.

Besos “apretaos” para todos.

Anuncios

10 comentarios sobre “Sentirse mayor

Agrega el tuyo

  1. A ver que tu post me ha descentrado de mis quehaceres que no son pocos. Yo lo de la elegancia tampoco lo tengo pero siempre nos quedará Ursu. Para colmo me han quitado los braquets y el poco aire de jovenzuela que tenía se ha perdido….
    Me he sentido identificada, como tu dices no necesito más macho pero cierto es que sentirte deseada por alguien que aun este en el mercado sube al autoestima no lo negaremos.

    Un beso so loca

    Me gusta

  2. Entenderte? Me uno al club!!!
    Que tú tienes la suerte de tener un buen macho al lado, pero las que encima no los tenemos y echamos un vistazo hacia fuera, nos entran ganas de llorar
    Si miro para dentro me veo como una quinceañera, pero si miro al espejo… eso es otro cantar.
    Menos mal que creamos los maravillosos filtros Preysler que nos hace creer que estamos así de estiradas, sin arrugas ni manchas.

    Aunque he de reconocer que de vez en cuando me recreo la vista en chavales de veinte porque a nadie le amarga un dulce y oye, el graduado existió y quien dice que no vuelva a suceder jajajajajaja

    Me gusta

    1. Pues si reconozco que tengo suerte aunque es verdad lo que decía Peineta por ahí en otro comentario, de vez en cuando necesitas sentirte un poco Sra. Robinson y que algún niñato “desgarbao” te diga “que bonitos ojos tienes”…jejeje el ego es el ego amiga!!!

      Me gusta

  3. Uy, pues yo me he sentido muy identificada con todo lo que has dicho.
    La edad es sólo un número, lo importante es saber quién es tu público,
    Y a mi también me pasa lo de que a veces me siento muy madre, muy sola y me miro al espejo y me digo:, Hay que ver las arrugas que te están saliendo y lo bien que te quedan!! A lucirlas!!
    Algún día me hago mayor y todo. y sensata. Y os veo y os doy dos besos.

    Me gusta

    1. jajajaja, bueno he de reconocer que no son las arrugas lo que más me preocupa sino esa falta de “vigor” que me atenaza…pero sinceramente con lo poco que me preocupo de ellas pocas tengo…cremas ¿qué es eso….y quien dijo miedo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: